Un abrazo demorado, pero feliz

La llegada de la pinareña Irma Ramírez Quiñones a Cuba esta vez fue diferente. Antes de regresar sabía que se adoptaban medidas extremas para evitar el contagio y propagación de la Covid19 y entonces, se sintió más tranquila. Por: Alina Cabrera

2:45
Hombres que hacen valer la tierra en Camagüey
9:27
Roberto Pupo, “el de los trasvases”
18:13
Desde el estudio con Lázaro Valdés
2:02
Médicos cubanos sanan corazones en Venezuela
4:26
Con la reorganización, Acopio ajusta su visión y su misión