Los inmortales arietes de Manolo siguen ahí

Manuel Pousada, descubrió en unos documentos científicos llegados a sus manos por mera casualidad, que era posible llevar agua a los sitios más altos, desde los más bajos, donde corrían ríos y arroyos, utilizando la propia fuerza del agua. Por Aroldo García Fombellida

2:42
Homenaje de Raúl y Díaz-Canel a combatientes caídos en misiones internacionalistas en África
5:31
Las jóvenes generaciones ratificaron el compromiso con la Patria y con la historia
18:59
Chapeando Bajito: Lo que queda de los cadáveres políticos
6:41
La caída de Maceo: un cataclismo
1:24
Testimonio de la cienfueguera Teresita Rodríguez, a 60 años de la Campaña de Alfabetización