Los inmortales arietes de Manolo siguen ahí

Manuel Pousada, descubrió en unos documentos científicos llegados a sus manos por mera casualidad, que era posible llevar agua a los sitios más altos, desde los más bajos, donde corrían ríos y arroyos, utilizando la propia fuerza del agua. Por Aroldo García Fombellida

1:56
Convoca Torres Iríbar a la unidad en los barrios para enfrentar la ya cercana vacunación
2:16
Lo natural se extiende por Venezuela
1:35
Avanza en Cienfuegos la Campaña de Siembra de Primavera
3:02
Yosvani Alarcón: “Vamos a luchar por esa clasificación”
2:54
Informan requisitos y procedimientos para la comercialización de carne bovina