Cuando se espera de regalo, un riñón

A los 29 años el habanero Osvaldo Ilisastigui Iznaga comenzó con síntomas de presión alta. Luego de exámenes se diagnosticó insuficiencia renal. Aunque cambió su estilo de vida, ya era tarde, padecía la enfermedad que luego de un tiempo demandó hemodiálisis. Hasta que una madrugada el timbre del teléfono interrumpió el sueño. Por Claudia Díaz

2:45
Soluciones mecánicas contra el Bloqueo
10:03
Un clásico en dos versiones
4:42
El PAMI: decisivo en el futuro de Cuba
4:27
Fiscalía General de la República: trabajo en ascenso
6:08
Los jóvenes están a la altura de su tiempo y al servicio de la patria