Llegó nuestro pueblo… “Y mando a parar”

Esa fauna de coleros, revendedores y acaparadores, irrumpen y de pronto impera lo que ellos dicen, porque hasta el día de hoy no reciben la respuesta unida y contundente que merecen, para arrancarlos de raíz como al marabú. Por Aroldo García

1:55
Festeja velocista santiaguera título mundial
3:43
Pesistas cubanos a última prueba antes de Tokio
11:46
Detrás de la música: Hoy con la historia de Laura Branigan
1:56
Convoca Torres Iríbar a la unidad en los barrios para enfrentar la ya cercana vacunación
2:16
Lo natural se extiende por Venezuela