Con cascos blancos y sangre roja

Quien pase hoy por la legendaria playa de Guardalavaca, unos cincuenta kilómetros al norte de la ciudad de Holguín, génesis de lo que es actualmente uno de los polos del turismo internacional más importantes de Cuba, recibe el impresionante impacto de tener ante la vista algo así como un enorme crucero, de color blanco total, que de pronto parece haber anclado en un sitio privilegiado de la playa. Por Aroldo García Fombellida

3:30
Audiovisuales del Proyecto Palomas para reflexionar sobre la abuelidad
2:25
Día Internacional de las Familias: una convocatoria a sensibilizarnos con mejores prácticas sociales
3:51
Ejecutan en La Habana protocolos sanitarios en función del bienestar de los pacientes
3:09
Viviendo la vacunación: Una joven estudiante
23:28
Informan sobre afectaciones en el servicio eléctrico