Guillermo Aguilar se aferró a la vida, y lo logró

En el portal de una modesta vivienda en el barrio banense de Torrenteras, Guillermo nos relata las páginas de un libro, cada uno de los momentos transcurridos en la Sala de Cuidados Intensivos, del Hospital Fermín Valdés Domínguez. Por: Aroldo García Fombellida

4:32
Incrementar la pesquisa entre la población de mayor riesgo
2:12
Homenaje a Mariana Grajales desde Santiago de Cuba
2:31
Convocados trabajadores en Camagüey a la eficiencia económica
6:00
La dignidad del MINSAP, del Dr. Durán y de los médicos de Andorra
5:52
Luz y Caballero: la educación como corazón del pensamiento cubano