La vida es bella

Salvador Lavielle es un joven técnico en enfermería de solo 23 años que integró desde hace ya once meses el primer grupo de paramédicos que enfrentó en el hospital militar de Matanzas a un virus desconocido y mortal; capaz de atacar con saña y so pena de muerte, cualquier acción manifiesta de amor y amistad, de afecto y cercanía humana. Por José Miguel Solís

3:33
Genética médica cubana para una mejor Venezuela
8:18
Comienza la fiesta de los play off de la Serie Nacional
3:24
Ratifica Tapia Fonseca en Camagüey, sin caña no hay industria azucarera
2:29
Condena sociedad civil cubana política de Estados Unidos
29:57
Genéticamente Hablando: La importancia de los primeros 1000 días de la vida