Con el morir, la vida

Los hechos se precipitaron para los muchachos en un día cualquiera. Algunos de ellos jugaron con un carrito fúnebre en los predios del cementerio Espada de La Habana, a la espera de un profesor; otro Alonso Francisco, el más joven, de apenas 16 años, arrancó una flor; algunos ni siquiera estaban en la capital el fatídico día.

2:17
Concluye IX Simposio Radial Maceísta
2:39
Acuerda pleno de la Federación de Mujeres Cubanas en Granma implementar nuevas dinámicas en el trabajo de la organización
1:59
Acuerdan productores agrícolas de Bayamo rebaja del precio de venta al consumo social
3:55
Destacan en Granma Atención Primaria de Salud en las ruralidades
3:49
Maceo: ¡Un Titán de acción y pensamiento!