Receta principal del Primer Ministro: estar cerca

Con el oído bien pegado al suelo, Marrero escuchó a los representantes del pueblo, su pueblo, recorrió obras nuevas o rehabilitadas, mostró preocupación espontánea por la dilación que ya tiene el imprescindible cambio de local para el hospital municipal, y mostró dolor porque los índices de mortalidad infantil en el municipio no fueron los mejores. Por Aroldo García

1:55
Festeja velocista santiaguera título mundial
3:43
Pesistas cubanos a última prueba antes de Tokio
11:46
Detrás de la música: Hoy con la historia de Laura Branigan
1:56
Convoca Torres Iríbar a la unidad en los barrios para enfrentar la ya cercana vacunación
2:16
Lo natural se extiende por Venezuela