Yo tengo un sueño

Desde las escalinatas del Monumento a Lincoln en la capital norteamericana, se escuchó el 28 de agosto de 1963 uno de los discursos más extraordinarios de la historia. Era el colofón de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad

4:37
Primeras “Abdala” en Holguín, al brazo de los valientes
2:38
“Cuando una madre cubana se sacrifica por las madres venezolanas”
5:12
Reconocieron a operadores y colectivos millonarios de la zafra azucarera
3:39
Las caricias del amor y la esperanza
0:34
Pronostican un incremento de la tasa de incidencia por Covid-19 en La Habana