Yo tengo un sueño

Desde las escalinatas del Monumento a Lincoln en la capital norteamericana, se escuchó el 28 de agosto de 1963 uno de los discursos más extraordinarios de la historia. Era el colofón de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad

2:24
Cuba celebra el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual
5:13
Los tuneros corroboran de Fidel que en el pueblo hay muchos Camilo
3:26
Reinauguradas instalaciones deportivas en la ciudad de Camagüey
5:24
Fayad Jamís: los colores del alma en la poesía
6:38
Cuba y su Parlamento activo, pese a la COVID-19