Yo tengo un sueño

Desde las escalinatas del Monumento a Lincoln en la capital norteamericana, se escuchó el 28 de agosto de 1963 uno de los discursos más extraordinarios de la historia. Era el colofón de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad

3:41
Roniel convenció y reinó en Tokio
14:01
Detrás de la música: Juan Luis Guerra
3:59
Ñico Rojas, el ayer de un hombre feliz
20:47
Chapeando Bajito: Más Fake News sobre Cuba
2:23
La vacunación general figura entre los momentos más esperados por los tuneros