Un matrimonio #cubano consagrado al noble oficio de trabajar la tierra

Trabajar la tierra pudiera ser como cualquier otro oficio: te levantas temprano y emprendes la faena, sin pensar en las horas de cada jornada, asegura Nilda Castillo, con 35 años viendo salir los primeros rayos del sol desde el surco. La faena la comparte con su esposo, José Manuel Ortiz, desde una de las más de 50 fincas de la Unidad Básica de Producción Cooperativa 9 de Abril, de Artemisa. Su mirada profunda, la piel curtida por el rojo del suelo que se mezcla con el sudor e impregna en los poros, las mejillas tostadas que sube el tono de su tez, y esas manos que no puede proteger del fango con guantes, porque obstaculiza la siembra y puede quebrar las posturas de tomate. A un par de kilómetros, Rafael Rendón, Carlos Reloba y Diógenes Martínez cosechan fruta bomba e intercalan plátano con habichuela, quimbombó y tomate, cultivos de ciclo corto que enriquecen la campaña de invierno

23:16
PODCAST RELOJ: Marta Rojas, la periodista del Moncada
21:50
PODCAST RELOJ: Cuba en las olimpíadas de Tokio 2020
14:11
PODCAST RELOJ: Nueva propuesta digital de la emisora de la Hora y las noticias de Cuba
1:57
Bloqueo y pandemia: diabólica alianza
0:56
Bloqueo de #EEUU afecta sistema educacional #cubano en Santa Clara